Cambio de rumbo en Fernando de Noronha

Ferndando da Noronha @globalsolochallenge

Desde el través de Cabo Toriñana, en la Costa da Morte a unas 50 millas de la salida de la Global Solo Challenge en La Coruña, hasta el través del archipiélago de Fernando de Noronha, frente a las costas de Brasil, el rumbo verdadero es de 207º y con una distancia de unas 3000 millas.

Los barcos de la GSC dejarán la isla de Madeira por estribor y pasaran las Canarias y Cabo Verde bien entre islas o “por fuera”.

Una vez que los patrones hayan llegado a la latitud del archipiélago de San Pedro y San Paulo, el ecuador estará a poca distancia. Por lo general, en una circunnavegación, los patrones suelen cruzar la zona de calmas ecuatoriales y el ecuador en la longitud aproximada de 028ºO. Por lo tanto, para aprovechar al máximo los vientos prevalentes, la ruta hacia el Atlántico Sur lleva a los patrones muy hacia el oeste, hasta llegar a unas 150 millas al este del archipiélago de Fernado de Noronha, frente a la costa de Brasil, donde ya pondrán rumbo hacia el sur.

Esta derrota más larga es la típica si consideramos las condiciones estacionales medias durante la GSC, siempre y cuando las bajas presiones, los alisios y las calmas ecuatoriales no se desplacen de sus posiciones normales y ningún contratiempo técnico o humano obligue al patrón a un rumbo diferente.

Ferndando da Noronha @globalsolochallenge
Ferndando da Noronha @globalsolochallenge

 

Una vez al través de Fernando de Noronha, los barcos estarán a unas 2.200 millas náuticas de Tristán da Cunha al SSE, mientras que Ciudad del Cabo estará a casi 4.000 millas náuticas.

El archipiélago de Fernando de Noronha está formado por 21 islas cubriendo una superficie total de 26 km2, estando habitada solo la mayor de ellas que recibe el mismo nombre que el archipiélago y cubre una superficie de 17 km2 su posición es de 03º50’ S y de 032º24’ O. Todas las islas son de origen volcánico siendo la mayoría islotes alrededor de la isla principal, la segunda en tamaño es isla Rata que cubre una extensión de 4,8 km2, siendo punta de Lucena, la más al norte del archipiélago, situada en 03º43’ S y 032º21’ O.

La Isla principal ofrece un buen sotavento en su costa noroeste muy protegido al alisio del SE, pudiendo ofrecer abrigo momentáneo a los participantes de la GSC, en caso de que alguno necesitase amparo ocasional de la mar por cualquier causa, esta será la última tierra cercana que les pueda ofrecer sotavento y clima benigno, la próxima será Tristán da Cunha, mucho más al sur y con un clima muy diferente.

Ferndando da Noronha @bruno_lima
Ferndando da Noronha @bruno_lima

 

La meteorología en estas latitudes es típicamente tropical, con una época seca de agosto a enero y una lluviosa de febrero a julio. La temperatura es muy estable a lo largo del año, siendo ligeramente más alta de noviembre a abril, rondando siempre los 29º/30º grados por el día y los 20º de noche. El viento predominante es el alisio del SE con dirección este y sureste en la misma proporción soplando con una media de fuerza 4. La corriente subecuatorial en una franja entre el ecuador y los 06ºS es considerada una de las más regulares del mundo, siempre de dirección Oeste, entre el ONO y el OSO, su velocidad media es de un nudo.

Las tácticas meteorológicas jugarán un papel importante en la parte norte del Atlántico Sur. Los participantes tendrán que lidiar con el anticiclón de Santa Elena que puede ralentizar el progreso hacia el sur debido a extendidas áreas de vientos ligeros. Así que, los patrones tendrán que encontrar el viento más rápido y evitar quedar atrapados en zonas sin viento.

Ferndando da Noronha
Ferndando da Noronha

 

Hasta hace relativamente poco las tormentas tropicales eran desconocidas en el Atlántico sur, pero se sentó un precedente en marzo de 2004 cuando se formó al largo de las costas de Brasil el huracán Catarina, con lo cual no se pueden descartar.

Llegar en las proximidades del archipiélago de Fernando de Noronha les marcará un nuevo rumbo, el inicio de otro reto que traerá muchos cambios. Después de pasar la latitud de Santa Helena, los patrones de la GSC se estarán acercando al grande Sur y tendrán que lidiar con una meteorología cada vez más complicada y con condiciones mucho más desafiantes.