¿Quiénes son tus héroes del mundo de la navegación en solitario? 1ª parte

Cualquiera que tenga interés en la navegación oceánica en solitario, y más concretamente en las circunnavegaciones, tendrá sus héroes, personas que le han inspirado a la hora de navegar e, incluso, en sus vidas.

Personas intrépidas, inteligentes y decididas que han logrado hazañas notables en circunstancias reseñables.

Mi colega Helena ha escrito recientemente sobre las mujeres navegantes que forjaron la historia de la vela en solitario, lo que me llevó a escribir una serie de artículos sobre los héroes de la vela a partir de mi Salón de la fama personal. En otros artículos posteriores plantearemos las mismas preguntas tanto a los organizadores de la Global Solo Challenge como a algunos famosos navegantes de la actualidad. Hemos pedido a cada uno que seleccione sólo cinco, y no es una tarea fácil, de hecho, mi lista la componen seis. Cada persona tiene muchos navegantes que admira o que lo han inspirado, los que expongo a continuación son simplemente mis preferencias personales. Al menos una mujer habría estado en mi lista pero, como he explicado anteriormente, Helena ya las ha cubierto.

Joshua Slocum

@New Bedford Whaling Museum

 

Fue en 1898 cuando Slocum se convirtió en el primer hombre en circunnavegar la Tierra en solitario cuando regresó a su puerto de origen en Estados Unidos tras haber estado más de tres años en la mar, con algunas escalas, y haber cubierto más de 74.000 km.

En su sloop de 36 pies, el Spray, Slocum desarrolló un sistema con el que podía gobernar su barco amarrando el timón y posteriormente equilibrándolo con el ajuste de las velas, lo que conllevó a que apenas tuviese que llevar el timón a lo largo de su épico viaje.

Su libro sobre esta aventura, Sailing Alone Around the World, se convirtió en un éxito internacional de ventas. De hecho, el escritor Arthur Ransome dijo: «Los niños a los que no les guste este libro deberían ser ahogados de inmediato.»

Sir Francis Chichester

 

Todavía recuerdo la histeria de las masas cuando, siendo yo todavía un niño allá por 1967, estas vitorearon el regreso de Chischester después de que hubiese circunnavegado el mundo en solitario a bordo de su barco el Gypsy Moth IV. Solo había parado una vez, en Australia, para realizar unas reparaciones, estableciendo un nuevo listón para el resto de navegantes. Vi poco después su barco cuando estaba en exhibición en Londres, en el meridiano de Greenwich, y recuerdo comentar lo pequeño que era, aunque realmente es un ketch de 53 pies, por lo que no es tan pequeño.

Por cierto, si quieres ver una foto de este velero puedes hacerlo en los pasaportes británicos más recientes, ya que está impresa en su interior.

Lo que mucha gente no sabe es que, anteriormente a dicha azaña, Chischester fue un pionero de la aviación y luego, como navegante, codesarrolló el concepto de las Observer Solo Trans-Atlantic Races (OSTAR) ganando la primera OSTAR de 1960.

Pero detrás del estudioso exterior, este hombre tenía un ingenio extraordinario. Dejo este apartado con una de sus citas:

«Cualquier maldito tonto puede navegar por el mundo sobrio, pero se necesita ser un navegante realmente bueno para hacerlo borracho «.

Robin Knox-Johnston

 

Después del regreso de Chichester, el periódico The Sunday Times presentó en 1968 su desafío de la Golden Globe para el primer hombre que diese la vuelta al mundo en solitario, sin escalas y pasando por los cinco grandes cabos. Además de ser un desafío también fue una regata, contando con un premio adicional para la persona más rápida.

Nueve marineros se inscribieron en este desafío, pero sólo uno, Knox-Johnston completó el recorrido convirtiéndose en el primer hombre en navegar alrededor del mundo en solitario y sin escalas.

Durante este extraordinario desafío, un hombre, Donald Crowhurst se suicidó después de, aparentemente, hacer trampa al falsificar su cuaderno de bitácora y no salir nunca del Atlántico. Otro marino que participó, Bernard Moitessier, declaró, cuando encabezaba la regata tras cruzar Hornos, su descontento con la comercialización de la vela y que no regresaría a la línea de salida, continuando sin escalas hasta Tahití donde vivió durante algunos años.

Si uno observa el equipamiento con que Knox-Johnston sobrevivió a esta épica aventura, su historia se ve con una óptica distinta. La comida era principalmente enlatada, ¡así que pueden imaginar el peso que llevaba! Cualquier alimento seco requería rehidratación y el único medio que tenía Knox-Johnston para obtener agua dulce era recolectando el agua de lluvia. Navegó utilizando cartas en papel, sextante y compás, además, su pequeño barco de 34 pies requería que tuviera que timonearlo entre 15 y 17 horas al día.

François Gabart

En los últimos años, los marineros franceses han tendido a dominar la escena de las regatas de circunnavegaciones en solitario pero, si hay que elegir uno, Gabart debe clasificarse como de los mejores de la historia.

Con tan solo 14 años fue campeón de Francia de Optimist, consiguiendo después, año tras año, más y más victorias. Entre ellos, fue el campeón del mundo de Tornado Junior, ganador de la Transat B a B, doble ganador de la Fastnet, ganador de la Vendée Globe 2012-2013 en 78 días 2 horas 16 minutos, estableciendo en aquel entonces un nuevo récord mundial para los monocascos.

En 2017, Gabart volvió a navegar, aunque esta vez en un trimarán llamado MACIF en una circunnavegación en solitario realizando un increíble tiempo de 42 días 16 horas 40 minutos y 35 segundos. Esto significó que había hecho una velocidad media 27,2 nudos, 31.3 mph, durante 27.859,7 millas náuticas.

Reflexiona un momento sobre esa velocidad, seis semanas, día y noche, sacando una media de 30 mph. No puedo imaginar el ruido, las vibraciones y lo agotador que tuvo que ser mantener tal velocidad.

Jon Sanders

Actualmente unas 200 personas han navegado en solitario y sin escalas alrededor del mundo, la mayoría de los cuales han logrado esta hazaña una vez, tal vez dos veces, pero el australiano Sanders ha conseguido lograr esta hazaña en once ocasiones.

También ha logrado marcas asombrosas, algunas de las más reseñables son: ser el primer hombre en doble circunnavegar el mundo, el primer hombre en hacerlo tres veces seguidas, en pasar el período más largo solo en la mar o el hecho de ser el circunnavegador más longevo al contar con 81 años cuando terminó su último viaje. Al parecer tiene 12 récords mundiales a su nombre.

Muchos de estos viajes han sido a bordo de su S&S 34 Perie Banou II, el mismo diseño que utilizará Daffyd Hughes en la próxima Global Solo Challenge y que fue regateado con éxito por el ex primer ministro británico Edward Heath.

Sanders es un apasionado ambientalista y durante su último viaje, que tomó mucho más tiempo de lo planeado debido a los confinamientos por el COVID 19, recolectó muestras de agua con el fin de que los científicos pudiesen analizar la contaminación por microplásticos en nuestros mares.

Sanders, a los 81 años, ha señalado que no está planeando más viajes, pero… nunca digas nunca.

Esta es la tabla de clasificación de mis héroes pero, como continuaré siguiendo e informando sobre la Global Solo Challenge 2023, tengo la sospecha de que mi tabla de clasificación podría cambiar.