GSC y el medio ambiente

La construcción de embarcaciones modernas puede tener un impacto ambiental negativo sustancial con la emisión estimada por una campaña de un barco de 60 pies nuevo  que puede alcanzar las 6000 toneladas de CO2 emitidas.

La GSC está comprometida por la realización de un evento con conciencia ambiental a través de algunos puntos simples pero esenciales.

REUTILIZAR ANTES DE RECICLAR

Se desaconseja activamente la construcción de barcos nuevos, en principio y en la práctica, reduciendo drásticamente la emisión de CO2 de una campaña. De hecho, los barcos nuevos están implícitamente penalizados por el sistema de handicap en uso.

AMPLIAR LA VIDA ÚTIL DE UTILIZACIÓN

La reutilización de embarcaciones más viejas no solo está permitida, sino que también se fomenta y esta elección puede incluso constituir una ventaja competitiva. El mismo principio debería aplicarse a los equipos que a menudo pueden renovarse en lugar de reemplazarse de viejos por nuevos.

LÍMITE DE COMBUSTIBLES FÓSILES

Cada barco puede transportar una cantidad máxima de combustibles fósiles para fomentar el uso de fuentes alternativas de energía, solar, eólica e hidráulica.