¿Cuánto se tarda en dar la vuelta al mundo?

La Global Solo Challenge es una vuelta al mundo en solitario, sin escalas y sin asistencia, dejando los tres Grandes Cabos por babor. Sin embargo, no se aplica el Reglamento de Regatas a Vela y tampoco se aplica ningún reglamento de clase, como Imoca, Clase 40, etc. Técnicamente hablando, la GSC no es una regata, se trata más bien de un desafío con un factor competitivo, que no se ve limitado al formato ofrecido por otros eventos similares ya existentes. 

Los organizadores han querido explorar nuevas posibilidades respecto a los formatos habituales de este tipo de regatas. Así que, con el objetivo de crear un evento no elitista, justo y con un presupuesto reducido, la GSC ha introducido un sistema de rating al inicio del evento. Un formato que, normalmente, no se utiliza en eventos náuticos de altura.

Por lo general, en una regata de altura, todos salen al mismo tiempo. La llegada suele ser escalonada, con horas o incluso días de diferencia entre cada participante. En las regatas que se compiten bajo un sistema de rating, después de que todos los participantes hayan cruzado la línea de llegada los organizadores calculan los tiempos compensados y anuncian los resultados.

La Global Solo Challenge aplica el rating al inicio del evento y los participantes salen en grupos diferentes que han sido creados a partir de las características y prestaciones de cada embarcación. Una vez cruzada la línea de salida, los veleros serán todos iguales, sin clases, y el primero en cruzar la línea de llegada será el ganador.

Si los cálculos son correctos, los patrones que consiguen navegar aprovechando todo el potencial de sus barcos llegarán más o menos juntos. Así que, cada participante tiene la misma posibilidad de cruzar primero la línea de llegada, lo que debería llevar a un final impredecible y emocionante, tanto para los patrones como para el público que los siguen.

Dos preguntas surgen espontáneas: ¿Cuánto tiempo tardarán en dar la vuelta al mundo y como se han calculado las salidas escalonadas de cada grupo?

Desde que Sir Robin Knox-Johnston cumplió la hazaña en 1969, hace más de 50 años, menos de 200 personas han circunnavegado el globo en solitario, sin escalas y a bordo de un monocasco, así que los datos históricos para hacer dichos cálculos son algo escasos.

Cada patrón que participe en la GSC tiene que facilitar información sobre las prestaciones de su embarcación, por ejemplo, entregando el Certificado de Rating (IRC) o el Certificado ORC. A partir del rating (TCC), es decir, el factor corrector del tiempo real de la embarcación, se puede calcular el tiempo de circunnavegación teórico.

Basándose en el tiempo que tardaron algunos navegantes de renombre, se han establecido unos tiempos de referencia para varios tipos de barcos.

Uno de los tiempos de referencia ha sido el de quién ostenta el récord en solitario Guo Chuan (China) quien, en 2013, completó una circunnavegación en un Clase 40 en aproximadamente 137 días.

Guo Chuan

 

También se ha considerado, como tiempo de referencia, el del francés Jean-Luc Van Den Heede en la Golden Globe Race 2018, quien tardó aproximadamente 211 días en completar su circunnavegación a bordo de su Rustler 36. 

Otro tiempo tomado como referencia fue el establecido en 1996 por Pete Goss de 126 días a bordo de su Aqua Quorum. 

Se ha comparado el récord de Chuan y los tiempos de Van Den Heede y Pete Goss con los de barcos similares de los cuales se disponía, gracias a los registros de regata, de muchos datos, con curvas polares exactas. (Las curvas polares son gráficos que ayudan a calcular la velocidad máxima de una embarcación según el rumbo y la velocidad del viento.)

Al comparar estos veleros y considerando su rating, es posible pronosticar una serie de tiempos de circunnavegación teóricos. En el grupo más lento se han incluido veleros con un tiempo aproximado de 195 días o más, disminuyendo progresivamente a 140 días, aproximadamente, para veleros de regata de 40 pies y a unos 120 días para los Open 50.

Dichos cálculos se han traducido en un rango de rating (TCC) que va de 0.93 para el primer grupo a 1.25 para veleros de regata de 40 pies y 1.37 para Open 50.

Dicho rango fue dividido en intervalos de 0,04 para marcar las salidas escalonadas de los diferentes grupos a lo largo de 11 semanas.

La primera salida, programada para el 2 de septiembre de 2023, será para aquellos veleros cuyas prestaciones son comparables a las de un barco con un rating de hasta 0,93. A partir de entonces, habrá salidas semanales para los diferentes grupos. Ocho semanas más tarde (28 de octubre) los veleros con un rating de hasta 1,25 soltarán amarras (Open40/Clase40). Los veleros más rápidos, como los Open 50, saldrán el 18 de noviembre.

Aqua Quorum, 1996, diseño de Adrian Thompson. “Pete Goss, a bordo del Open 50 Aqua Quorum, fue el primero en navegar alrededor del mundo con quilla pivotante, en la Vendée Globe 1996”, comenta la navegante en solitario Dee Caffari. “A partir de ese momento, el mundo dejó de cuestionar el sistema de quilla pivotante. Estamos todos de acuerdo en que conlleva riesgos y por eso muchas regatas han adoptado el concepto del one-design, justo para tratar de reducir dicho factor de riesgo, pero nadie ha podido poner en tela de juicio la estabilidad y a la fuerza adicional que dicho sistema puede otorgar.”

 

En el aviso del evento se publican las fechas de salida de los diferentes grupos. No obstante, los patrones no recibirán información sobre su agrupación final hasta que no se conozca la lista definitiva, o casi, de participantes.

Este elemento de incertidumbre es intencionado: de esta manera los patrones no tienen ningún incentivo a optimizar sus barcos para conseguir un rating IRC en particular que, como en cada reglamento, puede llevar a modificaciones estratégicas (que pueden o no ser justas).

En línea con el espíritu de la Global Solo Challenge, los organizadores desean que los navegantes se centren primero en factores como la fiabilidad, la seguridad, etc.

A la hora de llevar a cabo el reacondicionamiento del barco, los patrones no deben centrarse en la velocidad del mismo como único objetivo. Sin embargo, se les permite llevar a cabo modificaciones que afecten al rendimiento, siempre y cuando lo notifiquen, para que cada barco participe en el grupo más apropiado. 

El grupo para los Open 50 fue el último en ser añadido después de varias solicitudes. Actualmente, hay muy pocos eventos en los que puedan participar los antiguos IMOCA 50.

Muchos de estos barcos todavía navegan activamente, y también los hay que se pueden comprar a un precio de ganga y restaurar para que cumplan con los estándares requeridos: algo en línea con el espíritu de la Global Solo Challenge y su compromiso con la conservación del medioambiente. 

No construir un barco nuevo, sino reacondicionar uno ya existente es la opción más respetuosa con el medio ambiente que se puede hacer. Las embarcaciones ya existentes, en material composite, son imposibles de reciclar. La única manera de deshacerse de ellas es llevándolas a un vertedero.

Es por eso que decidimos abrir la regata a este tipo de veleros, introduciendo un grupo separado para ellos.

Los cálculos del rating IRC no son necesariamente exactos para aquellos barcos que han sido construidos sin tener en cuenta dicho sistema de rating. Por ejemplo, muchos barcos de planeo (sobre todo aquellos diseñados para regatas de altura en solitario) llevan velas enrollables para viento de través, para rumbos más abiertos…

En el IRC, dichas velas se calificarían como velas de proa y tendrían un TCC (rating) extremadamente alto. Dicho rating, para veleros rápidos puede ser inexacto. Los organizadores decidieron permitir llevar velas enrollables por delante del Solent/Génova (siempre que no estén instaladas en un estay fijo) sin necesidad de incluirlas en el rating, ya que las velas enrollables son de crucial importancia para la seguridad de los navegantes en solitario.

El rating IRC más alto para embarcaciones con un rendimiento comparable al de un Open 50 con quilla pivotante, es de 1.37, o sea 0.12 más alto que el rating de los barcos que pertenecen al grupo de los Open 40 y de los barcos Clase 40. El tiempo teórico calculado de 119 días es compatible con el tiempo de circunnavegación establecido por Pete Goss en 1996.

¡El grupo de alto rendimiento, comenzará 11 semanas después del grupo más lento!

Para poner estos números en perspectiva, el grupo más lento tendrá que conseguir una velocidad media de unos 5,5 nudos para ganar, los Open 40 y los barcos Clase 40 alrededor de 7,5 nudos y los Open 50 unos 9 nudos.