Últimos artículos

Marco Nannini

Esperando al “segundo ganador” del Global Solo Challenge

Cole Brauer – First Light @colebraueroceanracing   Después del primer ganador del Global Solo Challenge, el francés Philippe Delamare a bordo de Mowgli, nos estamos preparando para recibir al segundo ganador, la joven Cole Brauer a bordo de First Light. Déjenme explicar. Cole Brauer, al cruzar la línea de llegada, se convertirá en la primera mujer estadounidense en completar una circunnavegación en solitario sin escalas pasando por los tres grandes cabos y, por lo tanto, escribirá su propia página en la historia. Se unirá a una élite de menos de 200 hombres y mujeres que han logrado esta increíble hazaña. En 1969, Sir Robin Knox-Johnson se convirtió en la primera persona en completar una circunnavegación en solitario a vela sin escalas en un tiempo de 313 días a bordo de Suhaili de 32 pies. No fue hasta casi 20 años después, en 1988, que la australiana Kay Cottee se convirtió en la primera mujer en lograr el objetivo a bordo de su Blackmores First Lady de 37 pies.   Desde entonces, y contando a Kay, solo un total de 17 mujeres lograron estar inscritas en el registro de circunnavegantes en solitario (sin escalas) que es mantenido por la IACH (Asociación

Marco Nannini

Un inmenso Philippe Delamare gana el Global Solo Challenge 2023-2024

Philippe Delamare – Mowgli @globalsolochallenge   El sábado 24 de febrero, 3 minutos pasadas las 15:00 hora local, Philippe Delamare cruzó con Mowgli la línea de llegada ubicada cerca del rompeolas de la ciudad gallega de A Coruña, ganando la primera edición del Global Solo Challenge, 147 días y 1 hora después de que zarpara, para su circunnavegación, el 30 de septiembre de 2023. Su llegada fue triunfal, épica y emotiva. Grandes olas golpeaban la costa cerca de la Torre de Hércules, el icónico faro que marca el extremo occidental de la bahía de A Coruña, el más antiguo que sigue en funcionamiento, construido hace casi dos mil años. Incluso a bordo de una semi-rígida, tuvimos que dirigirnos hacia Philippe navegando muy despacio y zigzaguear para evitar las rompientes de las olas. Al avistar una vela blanca detrás de las crestas, nos preguntábamso ¿será él? Al principio era difícil mantener el contacto visual, ya que la vela se acercaba y a la vez desaparecía detrás de un muro de agua. Cuando vimos por fin un destello del distintivo casco naranja de Mowgli, todos contuvimos la respiración: ¡era él!   Philippe navegaba solo con una vela de proa parcialmente enrollada, ya

Marco Nannini

La lucha contra el desgaste en el Global Solo Challenge aún no ha llegado a su fin

Kevin Le Poidevin – Roaring Forty @Royal Australian Air Force   Una circunnavegación a vela es una de las hazañas deportivas más extremas y difíciles de realizar, y menos de 200 personas han logrado hacerlo en solitario y sin paradas. De los 16 participantes en el Global Solo Challenge, la mitad se ha retirado y solo 5 barcos no han tenido que parar para llevar a cabo reparaciones de emergencia. Las estadísticas pueden parecer desalentadoras, y podría ser tentador pensar que algo no está bien. Desafortunadamente, una tasa de éxito del 40-60% en una travesía similar es bastante normal. En los últimos años, solo las embarcaciones de la categoría profesional IMOCA 60, que compiten en el Vendée Globe, han logrado elevar el listón en términos de tasa de finalización. Esto se debe a años de trabajo dentro de la clase, que resultó, por ejemplo, en la estandarización de quillas y mástiles para todos los barcos, reduciendo enormemente el número de desarboladuras y pérdidas de quilla. Un evento como el Global Solo Challenge no cuenta con barcos que se ajusten a un conjunto uniforme de reglas de clase. El evento sigue un conjunto de reglas que reflejan muy de cerca las

Marco Nannini

Philippe Delamare tiene que lidiar con una peligrosa tormenta invernal antes de la llegada

Philippe Delamare – Mowgli @globalsolochallenge   Philippe Delamare avanza hacia A Coruña y el final está a la vista. Su distancia hasta la llegada es ahora aproximadamente la misma que el recorrido de la Fastnet, Sidney-Hobart o una Middle Sea Race, poco más de 600 millas náuticas. Estas son las clásicas regatas de altura que son el punto álgido del calendario de regatas de muchos navegantes. Para Philippe, es solo la última regata hasta casa, después de haber navegado más de 25,000 millas. Sin embargo, los océanos una vez más decidieron organizarle una última tormenta de despedida. El pronóstico del tiempo es absolutamente implacable y preocupante.   Al llegar el domingo a A Coruña, para prepararlo todo para dar la bienvenida a Philippe, mencioné el buen tiempo al taxista y su reacción fue “esto es un falso inicio de primavera, verás la tormenta que va a caer este fin de semana, será una de las peores este invierno”. Los mapas meteorológicos parecen estar de acuerdo con el experimentado taxista.  Durante días, soplarán fuertes vientos del noroeste y provocarán olas de más de 10 metros en el Atlántico Norte y, hasta A Coruña, se verá afectada por mares de 9 metros.